14 ene. 2015

Propuesta del día: Viva la vida. Los sueños de Ciudad Juárez de Baudoin y Troubs (Astiberri, 2011)


Viva la vida: Los sueños de ciudad Juárez de los franceses Edmond Baudoin y Troubs es, como su nombre indica, un canto a la ídem, a la posibilidad de pensarla como un plan futuro, y, al mismo tiempo, un intento (a ratos desesperado) por recoger y consignar al lector un universo de expectativas que permita ver en los rostros de los habitantes de Ciudad Juárez algo más que un tránsito unívoco hacia la muerte. Este álbum habla y se sostiene en ese recorrido, intenta desarmar la visión extranjera de la ciudad fronteriza que el escritor Roberto Bolaño definió como frontera absoluta, subrayando así el paroxismo al que ha llegado la violencia por esos lares. Violencia que ha acabado por construir una frontera mayor, una incomprensible: la frontera exacta entre la civilización y barbarie, sus acepciones y derivas. 

Esa frontera que han encontrado Baudoin y Troubs es narrada a través de una serie de tentativas para encarar al relato, tentativas que dotan al álbum de una condición extraña, propia de un making-off, que acaba por demostrar que todo lo que sabemos de Ciudad Juárez está en entredicho porque una visión total es inabarcable. Basta pensar en un simple hecho: habitar el campo de batalla no ha agotado la vitalidad de los viandantes. Hombres y mujeres que viven a la sombra del horror inefable que todo genocidio transmite, que toda batalla campal comporta, pero que deciden seguir allí y desde allí pensar en el futuro. Incluso hay quienes piensan que la tragedia de Juárez tiene salida, tal como se ve en las cuatro páginas del Studio 656, natural de Juárez, que contiene este volumen.

El atrevimiento, la contundencia y la veta lírica que han logrado Baudion y Troubs acaba por articular una crónica que enfrenta la evidente y cruenta descomposición de la vida en Ciudad Juárez. Mientras todas las noticias que nos llegan desde allí apuntan al horror, Viva la vida escora hacia la posibilidad de que los ciudadanos sobrevivan, no sin esfuerzo, a la guerra del narcotráfico. Por eso vale la pena proponerlo/recomendarlo, porque es un regalo excelente para reyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario