27 oct. 2012

Novedades: Manga para adultos.

Desde hace años el manga para adultos nos ha dado más de una y más de dos alegrías, sobre todo cuando ha tenido también que ver con nuevos retos estéticos importantes; cuando nos ha acercado a un imaginario que resulta lejano no sólo por la geografía sino también por la manera en la que se resuelve.

Por eso es importante destacar las cuatro novedades que ha publicado EDT para el salón del manga que empieza el próximo fin de semana, cuatro novedades interesantísimas.

Empezaremos este breve repaso por un viejo conocido, por La sonrisa del vampiro de Suehiro Maruo, una obra que ahora se presenta en edición integral con tapa dura que hace de los vampiros adolescentes su tema para abordar un mundo donde los impulsos vitales (la sed de sangre y el sexo, principalmente) agotan cualquier mirada normalizada. 



Para seguir en el mismo tono, aunque ahora sin vampiros, conviene acudir a Novia ante la estación y otras historias de Shintaro Kago, autor de imaginación exacerbada y perversa que con su Reproducción por mitosis y otras historias sentó cátedra acerca de cómo romper con los límites del género, de la moralidad y, por qué no decirlo, con aquellos que delimitan cómo, cuándo y por qué se ha de narrar lo abyecto. Con este nuevo volumen, aunque suene redundante, vuelve a lo suyo: a comprimir en historias breves todo aquello que no suele ser narrado.


También en la línea abyecta se encuentra Hikari Club de Usumaru Furuya, un autor que recién se estrena en el ámbito hispanoparlante y que lo hace con una historia que remite a la angustia y el terror adaptando un guignol expresionista llamado Litchi Hikari Club, obra que, dicen, le obsesionó en su juventud. Ya verán como no es difícil pensar que Furuya, al parecer, busca un eco parecido en el lector: no es nada difícil obsesionarse con su trabajo. Palabra.


Por último, y siempre en la línea del manga para adultos, nos queda por festejar la publicación de Hokusai de Shotaro Ishinomori, donde se trata y retrata en 600 páginas la accidentada vida del más grande pintor japonés del siglo XIX: Katsushika Hokusai. Se trata, además, de una semblanza exhaustiva que no omite ni el más nimio conflicto, que no busca dejar a Hokusai como un santo, sino que explica como un hombre se convierte en pintor. Una auténtica maravilla.




25 oct. 2012

Premio nacional del cómic 2012: Dublinés de Alfonso Zapico

Si bien todo premio o reconocimiento implica dejar fuera a alguien o algo, hay que reconocer que el premio nacional del cómic que este año a premiado Dublinés del asturiano Alfonso Zapico implica, además de un reconocimiento concreto hacia su autor, un premio hacia una manera de trabajar. Me refiero a la intensidad y dedicación, a la investigación exhaustiva que dicen que le llevó y al tiempo que dedicó (cerca de tres años, según la prensa). Así, el premio no sólo funciona como un galardón personal, sino también como aliento a la dedicación para emprender en condiciones un trabajo de largo aliento. 

También invita a pensar que la construcción de una obra con elementos disímiles, no necesariamente testimonio de una larga trayectoria, puede también formar parte de el canon que construye todo premio nacional. Así las cosas, el premio a Zapico no sólo invita a leer La ruta de Joyce, especie de libro de viajes tematizado como making-off, que hace del proceso de creación de Dublinés su principal eje, sino también a visitar Café Budapest, una historia que refleja el conflicto palestino-israelí visto desde una óptica humanista que busca apostar por la convivencia y La guerra del profesor Bertenev donde Zapico articula, en torno al Bertenev, la posición de un intelectual pacifista ante la guerra, lo cual implica pensar también qué lugar se le supone a los intelectuales a la hora de intervenir en la sociedad en la que viven.

Por esto y por mucho más, el premio nacional del cómic de éste año parece, además de justo y merecido, una invitación a entender el cómic también como un trabajo que precisa de un gran esfuerzo y que puede incidir en cómo vemos aquello que existe a nuestro alrededor. 

19 oct. 2012

Una autora y tres autores.

Hay algo que hermana  a los autores de diferentes generaciones y procedencias más allá de los rasgos temáticos o de estilo. Es podría ser la ambición, por ejemplo. Aunque cabe aclarar que no se trata de la capacidad de cada uno o cada cual de hacerse de un lugarcito en la posteridad, sino, más bien, a cierta disposición para trastocar el soporte en el que trabajan, ponerle de cabeza con una mezcla interesantísima e inteligente de trabajo y riesgo. En estos términos, más allá que en los cronólogicos o estilísticos, se fundamenta esta nueva tanda de novedades. Allá vamos.

Para empezar cabe destacar el trabajo de Sonia Pulido en torno a un pequeño volumen de prosa de Mario Levrero, autor uruguayo conocido y reconocido por su voluntad de llevar las nociones de escritura y de fantástico a otros lugares, algunos que quizás pueden ayudar a definir el trabajo de la propia Sonia. Quedan, pues invitadísimos a catarlo. Se llama Caza de conejos.



Otra de las obras que merece atención es la nueva obra de Miguel B. Nuñez, autor de estupenda valía y de vocación underground que ha hecho del ámbito del relato fantástico un lugar sumamente fértil para construir un estilo que se pasea entre el underground y la línea clara. En serio, lo mejor de ambos mundos. Sirva Los Caballos para ratificarlo.




Ya para el final, dejamos la obra de dos titanes del medio y compañeros de generación. Se trata de Keko, que nos vuelve a sorprender con una cuidada y sumamente contingente recopilación de sus trabajos que lleva por nombre Ojos que ven (y cuya lectura invita a pensar en qué pasa con el corazón cuando no hay ceguera de por medio). El otro titán no es  ni más ni menos que Max, autor de carácter poliédrico que ha hecho más por el mundo del cómic que todos los premios que se puedan inventar, que nos trae una obra urdida durante tres años que va sobre un anacoreta de nombre Nicodemo y que según se dice por ahí tuvo como fuente hasta el mismísimo Flaubert. Se llama Vapor. No lo olviden.




13 oct. 2012

4 Novedades

Dice el tópico que lo único que le queda al ser humano es la risa. Al menos, como forma más o menos lúdica de quitarle hierro a las contingencias cotidianas o, directamente, para poner a cualquier superior, sea éste de la categoría que sea, a caer de un burro. 



Por eso, porque si se trata de un tópico algo de real tendrá, no podemos menos que festejar la llegada de el TMEO #118, el fanzine más gamberro y de más larga vida en un determinado radio de kilómetros a determinar, y el sexto número de Mongolia, revista de humor satírico sin mensaje alguno aunque, eso sí, con una clara vocación contestataría y ¡periodística!.


Mientras, las otras novedades que nos interesa destacar tampoco son propiamente cómics, novelas gráficas o tebeos, siquiera son historietas, pero son tochos que tienen por eje a dos de los principales autores que ha dado la historia del medio. Sin voluntad de entrar en jerarquías acerca de quién antes o quién después, o quién sobra o quién falta, no podemos dejar de subrayar el interés de estos dos volúmenes:



Poca broma: el de la izquierda, Supergods,  es una interesantísima historia de los superhéroes narrada con intención autobiográfica (además de netamente informativa) por Grant Morrison, guionista responsable de piezas y sagas interesantísimas (por decir algo, Doom Patrol, Los Invisibles, All-Star Superman). El otro, El deseo de ser inútil un cuidado conjunto de testimonios de Hugo Pratt, autor italiano que además de ser importantísimo ha cabado por ser uno de los primeros autores de cómic cuya obra ha transgredido las delimitaciones de medio, género y lugar que tan caras eran a la cultura de masas y que tan caras son, a día de hoy, para algún que otro señor antiguo.

Se trata, así, de 4 importantes novedades. Dignísimas de festejar un sábado, aprovechando que mañana es domingo, día de descanso.

  

7 oct. 2012

Novedades (2ª Parte)

Ya para acabar con las novedades de la semana pasada, vamos repasando hasta llegar a las que tenemos aquí mismo ante nosotros.

Empezaremos por El afinador, nuevo volumen de la colección Kiss Comix, cosa de terminar la semana con el ánimo erótico festivo muy alto, en estupendas condiciones, gracias al talento de Ignacio Noé.





En otro orden de cosas, entra Amura de Sergio García, una serie que cerca de cumplirse 20 años de su primera aparición, en 1995, es rescatada por EDT con talento, correción y tapas duras, que es como se rescatan las cosas en nuestros días. 


Desde Norma nos llegan tres grandes volúmenes que apuntan a una idea del cómic que ya conocemos, pero que siempre viene a bien revisar. Por un lado, la nueva y esperadísima obra de François Schuiten, La Doce, obra donde un hombre y su locomotora se enfrentan a un mundo que los tiene por obsoletos. Por el otro, un relato clásico de género negro, con la mafia como principal eje y llamado La cocina del infierno, un relato que, de la mano de Marie y Karl T. nos recuerda bajo qué mecanismos funcionaba el bajofondo italoamericano de Nueva York. El último de estos intersantísimos volúmenes viene firmado por Micheluzzi, un hombre de trazo clásico y de narrativa acotada pero potentísima que va y revive, una vez más, la catástrofe del Titanic.




Por último, y para que no se me agobien, recordaros que el cuidadoso Fulgencio Pimentel ha re-editado  Paul va a trabajar este verano de Michel Rabagliati, autor que ha encontrado en Paul un medio en el cual retratarse con talento, frescura, soltura y la alegría que caracteriza a la tinta en la escuela francesa. Ah, sí, y que Sins Entido ha puesto en circulación Olympe de Gouges de Catel y Boucquet, autores que están desempolvando a diferentes e importantísimas figuras femeninas para contarnos, con todo lujo de detalles, una parte de la historia que se suele omitir por pura voluntad. 

 




3 oct. 2012

Nuevo servicio

¿Te ha pasado que, de pronto, libros editados hace poco más de un año resultan imposibles de conseguir? O que, de pronto, ni te planteas buscarlos. 

Pues, a fin de evitar esa intensa sensación de desasosiego, nos hemos planteado un nuevo servicio que contempla la posibilidad de buscar, por cielo mar y tierra, aquellos títulos y/o mercandising que llevas buscando desde hace mucho tiempo, obras u objetos que por cosas relativas a la distribución resultan más difíciles de hallar. Sea porque están producidos por editoriales pequeñas con un limitado sistema de distribución o porque han quedado relegadas a almacenes al dejar de ser novedad.

Por eso, si quieres que investiguemos acerca de la disponibilidad de eso que buscas, no dudes en escribirnos a info@continuara-comics.com o llamarnos al 933 192 066. Apenas podamos te confirmaremos cuál es el resultado de nuestras pesquisas.

1 oct. 2012

Novedades (1ª parte)

Shigeru Mizuki vuelve, sin más, a la autobiografía, a la escritura memorialística, y con ello comenzamos esta entrega que recoge la primera parte de las novedades avisando que es el primer tomo de seis y que, por lo que hemos podido ver, el hombre sigue manteniendo el altísimo nivel que le caracteriza. Se llama Autobiografía.
Mientras Mizuki ajusta cuentas con su pasado, Frank Miller ajusta cuenta con sus ideas sobre el presente con Holy Terror, obra hija de la desmesura y en respuesta a los atentados perpetrados por el grupo extremista islámico Al-Qaeda. Pensado en primera instancia como aventura superheróica, este volumen no deja de ser, visto así por encima, un volumen que apunta a que el término "choque de culturas" en ocasiones se queda corto.


La memorialística y las visiones sobre el presente dejan, ahora mismo, lugar a las ideas que se construyen entre la lectura y la tensión entre padres e hijos: María y Brian Talbot, a la sazón marido y mujer, presentan en este volumen a Lucía, la joven hija de James Joyce, inmenso talento del mundo literario. El volumen se llama La niña de sus ojos

Y ahora, para no dejar de lado la diversión, cabe destacar la aparición de Maldito Viernesla película de Paco Plaza, co-creador de la saga Rec, que no llegó al cine pero que ha acabado en cómic de vampiros dibujado por Joseph Díaz. No es, desde luego, un mal final.


Ya para terminar esta primera entrega, cosa de no agobiar a nadie, cabe destacar y subrayar la aparición del primer volumen de Johnny Ryan que aparece en lengua castellana. Se trata de Pudridero, un volumen de ciencia ficción donde todo lo esquinado de la cultura pop "se desboca por el camino de la pulsión adolescente hormonada e hiperviolenta dibujando un combate inacabable de lucha libre a muerte en un planeta yermo, un videojuego sangriento donde resulta difícil decidir si cada nuevo oponente es más peligroso o más repugnante".