12 ago. 2015

¡Unas risas por pocos euros!



Raspa Kids (Glénat, 2010) de Álex Fito se puede leer como una obra de humor con niños pues se trata de un conjunto de viñetas que exploran nuestra cotidianeidad remarcando algunas claves para demostrar que la niñez es un territorio fértil para la risa. Sobre todo si se hermana con un grafismo hipnótico, como es el caso. La niñez, tal y como resulta evidente al leer Peanuts, Calvin & Hobbes o Mafalda, es un perfecto parque temático. Sobre todo porque en torno a esa instancia se corrigen y elucubran posiciones claves, como son los afectos y los roles: elementos que delimitan el accionar del niño, su comportamiento. Permiten, así, una suerte de complicidad: a un niño no se le somete a según que experiencias para que no se haga daño al tiempo que se le juzga, por pura omisión, como incapaz para sobrellevar dicha experiencia. Comento esto para dejar en claro que Raspa Kids es una obra en la que, de manera implícita, estos dos factores están revelados de manera brillante en el desarrollo de punchlines perversas y oscuras que dibujan la risa. Es, de hecho, una risa donde descansa la cualidad subversiva de una obra que, al contemplarla como bloque desarma porque se formula en base a lo macabro y al esperpento al tiempo que pone en evidencia los límites de lo tolerable. 


Por eso, y porque es perfecto para atenuar el verano y los calores, os invitamos hoy miércoles a disfrutar de esta obra tan dada a la risa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario