21 nov. 2012

Nueva novela gráfica

Durante estos últimos días la pregunta acerca de la literatura latinoamericana, su lugar, su posición en la actualidad, etcétera, ha venido del aniversario de los 50 años del Boom, término que viene a delimitar a una generación de escritores que supusieron un cambio importante para la literatura en lengua de Cervantes.

Ahora bien, ¿por qué no suele pasarse esa pregunta al cómic? Digo, más allá de las celebraciones de rigor de El Eternauta o el duelo por el fallecimiento de un gigante (como Carlos Trillo, por ejemplo). No tengo respuesta, pero la Editorial Periférica propone dos títulos para intentar responderla, como ya ha venido haciendo con la literatura latinoamericana.

Estos dos títulos, primeros de una serie, son Aloha de Maco, autora uruguaya, que ha demostrado en pocas páginas un talento y un talante que la ubican muy cerca de autores como Joost Swarte, es decir, autores que mediante una inteligente reflexión sobre los resortes y posibilidades del medio construyen una obra donde los referentes suelen ser fáciles de nominar y distinguir. Y digo Swarte por no decir, también, McCay o hablar de la ecuela francobelga. Y podríamos seguir así, desgranando mediante nombres propios el buen hacer de Maco, pero no viene al caso: lo que viene al caso es que resulta un volumen del todo resfrecante pues logra todo lo que se propone. Por ejemplo: corregir la lectura habitual/normal de las viñetas.

El otro volumen que durante estos días también intenta situar a Latinoamérica en la discusión sobre la novela gráfica es Maldito planeta azul de Joni B, autor colombiano que, a partir de la mitología que conlleva un héroe de la talla de Supermán, reconstruye y reconfigura la vida cotidiana de sus contemporáneos o la  suya propia, y esto lo hace desde una contrucción de atmósferas y personajes sumamente vivos, del todo insertos en la narración que propone; vamos, que logra aquello que se llama verosimilitud: noción que suele incidir en la ratificación de ciertos proyectos donde ficción y realidad se mezclan.



No hay comentarios:

Publicar un comentario