22 feb. 2013

Cuatro novedades cuatro

Un poco desbordados, pero tampoco tanto como para no dar cuenta de lo que va llegando, os elegimos cuatro novedades de la semana:

Marzi 1989 de Marzena SowaSylvain Savoia 


Polonia fue el primer país del bloque soviético en hacer la transición del comunismo a la democracia. Fue en los años 1988 y 1989. Fue una revolución tranquila que inauguró una época de cambio en la Europa del este, que culminó con la caída del muro de Berlín. El mundo cambia y Marzi se hace mayor. Marzena Sowa prosigue con el relato de su infancia en Polonia durante estos años de cambio, con el dibujo tierno y personal de Sylvain Savoia . El libro incluye material extra con bocetos, fotografías, homenajes y un cuaderno de viaje sobre el regreso de la autora a Polonia en 2001.

El hombrecito de Chester Brown



Reflexiones autobiográficas, caprichos surrealistas, experimentos dramáticos, píldoras de humor absurdo, incursiones extraterrestres, desacatos a toda lógica narrativa o drásticos tratados acerca de la metodología psiquiátrica a raíz de la esquizofrenia de su madre. De tono y temática surtida, estas historietas cortas que Chester Brown dibujó entre 1980 y 1995 (seleccionadas por él mismo para esta antología) están emparentadas con el espíritu del cómic underground pero terminan por cuajar en una voz tan original y con tantos niveles de significado que rechazan de pleno cualquier clasificación. El hombrecito, además de una estimulante lectura a sorbos, es el testimonio directo de la construcción de un estilo, el de Chester Brown, que hoy se encuentra entre los más carismáticos del cómic contemporáneo.



Patrice Pellerin es uno de esos autores que, siguiendo los cánones más clásicos, tiene la capacidad de seguir renovando el género del cómic de temática naval y de aventuras gracias a su indiscutible contundencia. Como ya hiciera en los siete álbumes precedentes de la serie El Gavilán, en el tomo 8 nos regala más virtuosismo en sus ilustraciones, un virtuosismo que no precisa de recursos hiperbólicos, la belleza y el detallismo de aquellas bastan para mantener el constante interés del lector. Por otro lado, la labor documental que realiza en este, como en los otros álbumes, hace que las aventuras de Yann de Kermeur, corsario bretón al servicio de la corte de Versalles que ha de cumplir con una misión que le ha sido asignada, una empresa que se verá continuamente obstaculizada por intrigas palaciegas y oscuros intereses, adquieran una verosimilitud que no hacen sino darle más pasión al relato. ¿Conseguirá El Gavilán llevar a cabo su difícil tarea?

Hark! A vagrant. de Kate Beaton


Recopilación de las tiras cómicas de la canadiense Kate Beaton, donde la historia, en lugar de ayudarnos a conocer el presente (y el futuro), nos sirve de excusa para echarnos unas buenas risas. En Hark! A Vagrant hay de todo: desde autores lúgubres como Poe y Goethe librándose de sus fans, hasta personajes trágicos como Macbeth o Raskolnikov llevados al absurdo, pasando por reinterpretaciones de portadas de novelas que dan lugar a situaciones tan hilarantes que dejan a la altura del betún cualquier giro argumental que se pudiera encontrar en las obras originales. Ya no hay excusas para perderse uno de los webcomics más divertidos e irreverentes de los últimos tiempos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario