17 may. 2013

¡A pares!

De entre las novedades que nos han llegado durante los últimso días os destacamos dos,  cosa de no atosigar a nadie ni generar ansiedades innecesarias. Allá va:


El cuarto de Lautéamont de Edith & Corcal

Relata las andanzas de Auguste Bretagne, un escritor de folletines de la Gaceta de París. Rodeado de amigos tan especiales como Rimbaud, Verlaine, Toulouse-Lautrec... recorre los lugares más oscuros y bohemios de París. Una historia con toques surrealistas que nos transporta al París de finales del siglo XIX.


Thoreau. La vida sublime de A. Dan & Le Roy
Por primera vez en cómic se publica la vida de un filósofo fundamental en la historia del pensamiento moderno, un indignado considerado el padre de la «desobediencia civil», un escritor e intelectual complejo, cambiante, paradójico y provocador. Marzo de 1845. Henry David Thoreau vuelve a Concord, Massachusetts, su pueblo natal. Entristecido por la muerte de su hermano, cansado de las ciudades y de la sociedad, que considera demasiado rígidas para poder llevar a cabo su labor pedagógica, el filósofo-poeta opta por regresar a la vida sencilla de la naturaleza entre las paredes de una cabaña rudimentaria construida por él mismo junto al agreste lago Walden. Para él, mientras está en el bosque, el gobierno simplemente no existe. Es en este contexto en el que escribe varios ensayos que harán de él una figura clave en el panorama intelectual de su época y que lo prefiguran como el padre del pensamiento libertario, como un antiesclavista furibundo y como uno de los primeros ambientalistas de la historia, cuyas ideas resuenan cada día de modo más actual. Allí, junto al lago Walden, y en años posteriores, ya junto a su familia, Thoreau alumbrará algunas de las ideas más radicales jamás escritas acerca del rechazo del poder y la autoridad ilegítimos, la relación del individuo con el gobierno y, sobre todo, acerca de las herramientas con que un individuo dotado de libertad es capaz de enfrentarse a las leyes que no respetan los principios morales universales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario