23 sept. 2013

Érase una vez una gran historia...

Alguna vez lo hemos referido, pero lo cierto es las posibilidades del género negro son casi inacabables. Una estupenda prueba es Érase una vez en Francia, estupenda serie de intrigas que acaba de dejarnos su final. En una verdadera muestra de talento,  Fabien Nury aborda la historia de Joseph Joanovici, quien formó parte de la Francia colaboracionista con el gobierno de Vichy mientras que también ayudaba a la resistencia, en tres líneas temporales que de tan bien urdidas hacen de esta lectura un verdadero gozo. Así,  nos enterando de cómo Joanovici consigue su muy discuible posición de poder con los lápices de Sylvain Vallée, dibujante estupendo que hace de su trabajo una conexión entre el pasado inmediato del cómic europeo y su boyante actualidad. Perfecto para comenzar la semana.



Volumen 3
de Fabien Nury y Sylvain Vallée
Inspirada en un personaje real para tramar una trepidante historia del más puro género negro. Con claras reminiscencias a El Padrino, nos regalan un relato de intrigas, traición y ambigüedad moral en el París dominado por las tropas nazis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario