18 oct. 2013

La Historia

Hace un par de días os hablábamos de El Hijo, obra que parece abrir un ciclo o un ámbito posible en torno a la Guerra Civil, y quizás por ello nos parece una gran idea recomendaros los tres volúmenes de Los Fantasmas de Ermo, serie que acaba de finalizar con la publicación de un tercer volumen y que está urdida íntegramente por Bruno Loth.




Barcelona 1936, el joven Ermo llega desde el sur de España con una compañía circense en pleno estallido de la Guerra Civil. Enseguida se mezclará con los anarquistas para defender la libertad del pueblo.

Además de una estupenda recreación de personajes y hechos reales de la contienda, como Azaña, Franco o Durruti, esta historia está llena de intriga, amor, luchas, ideología…

La guerra no es solo el trasfondo dramático de esta novela gráfica sino un actor principal de esta cautivadora obra del francés Bruno Loth.




En el sur de España, Ermo, un niño de la calle, se esconde en el carromato de un mago con el deseo de viajar y ver mundo.

Así comienza su viaje a través de una España devastada por el odio. Para Ermo el sueño pronto se convertirá en una pesadilla: lo que está comenzando dará lugar a tres años de Guerra Civil y treinta y seis de dictadura.

En La columna, Sidi, Luz y Ermo, a su regreso del frente de Aragón, encontrarán una Barcelona afectada por la guerra y llena de refugiados.

La solidaridad comienza a organizarse






Ermo, un joven huérfano, se une a un circo ambulante con el deseo de viajar y ver mundo. Pero el sueño se convierte en pesadilla cuando llegan hasta una Barcelona en pleno estallido de la Guerra Civil. Afines a la ideología anarquista, se integran en la Columna Durruti...

Así lo leímos en los tomos 1 y 2. En este, los desastres de la guerra siguen marcando un ritmo caprichoso y dramático. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario