15 ago. 2015

Propuesta del día: El Hijo de Mario Torrecillas y Tyto Alba.

El Hijo puede ser leído como exorcismo autobiográfico (incluso antes de leer la nota final de su guionista) al tiempo que funciona como denuncia de una serie de comportamientos propios de la España apenas posterior a la Guerra Civil (esa que sigue intacta en según qué medios de comunicación y en según qué políticos). Pero no nos desviemos: es importantísimo  que Torrecillas y Alba hayan logrado dan forma a un relato trufado de una serie de clichés en cuanto a la posición de las entidades de poder en el infierno particular y real de Matías, un joven boxeador que busca a su madre: una mujer que, aish, fue regalada luego de una partidita de poker.

Y es esa búsqueda que dota al relato de un carácter épico, donde las capacidades de Torrecillas y Alba  articulan un relato que se tienta por abordar el medio desde perspectivas y formas renovadas pero que no acaba por resolverse en ese sentido, sino que aboga por fórmulas ya existentes pero mantienen un hálito refrescante, una suerte de promesa de un futuro próspero al menos en cuanto refiere al cómic. Dicho de otra manera: El Hijo invita a pensar la Historia a partir de un relato muy bien urdido, muy preocupado por la manera en la que se presenta y por aquello que ofrece mediante esa presentación.

Por eso, y porque ahora mismo su precio es inmejorable, lo creemos una estupenda recomendación de lunes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario