21 mar. 2014

Acabar la semana...

Con Conrad. Con Joseph Conrad. Con el quehacer de Conrad y una anécdota que acaba prefigurando su obra maestra. Qué mejor recomendación de viernes. Cuál.


   


KONGO
de Tom Tirabosco y Christian Perrissin

Como una biografía, Kongo relata el traumático viaje a Africa de un joven que, años después, escribiría la famosa novela El corazón de la tinieblas. Mayo de 1890. El capitán de marina Josef Konrad Korzeniowski deja Bruselas y parte al Congo. Se va para tres años, contratado por una compañía belga para ser comandante de un vapor que recorre el río Congo hacia las tenebrosas y misteriosas tierras del Alto Congo. Como “mensajeros de la luz”, enviados por el rey Leopoldo de Bélgica, la misión de los europeos es, oficialmente, desarrollar el territorio y emancipar las poblaciones de sus horribles y salvajes tradiciones. Evidentemente la realidad es otra. El viaje empezado en Burdeos les hace recorrer Tenerife, Libreville y Boma, antes de seguir a pie el camino hasta Kinshasa. El trayecto es duro, la jungla densa, la fauna indomable, los encuentros inesperados. Esta es la increíble historia de un joven idealista que descubrirá la verdadera cara del colonialismo en un viaje que le marcará física y moralmente para siempre. El trazo carbonoso de Tirabosco, obtenido gracias a una técnica especial de monotipia, nos transporta a la atmósfera sofocante de este país. Realizado en tres años, este proyecto titanesco arroja una luz cegadora sobre un episodio poco conocido y particularmente sombrío de la historia belga. Un relato duro pero accesible a todos los públicos, basado en hechos reales y acompañado de varias páginas finales de datos extra y contexto histórico. La novela El corazón de las tinieblas, escrita en 1899, es la más famosa de Joseph Conrad. Fue adaptada el cine por Francis Ford Coppola (Apocalypse now) y Herzog, así como para la televisión o en videojuego. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario