28 abr. 2014

Lo nuevo de un (ya) clásico

El gran Carlos Azagra, autor de fuste, nos acompaño el miércoles pasado, día del libro, y estuvo firmando, mayormente, su última gran obra.

De ella dicen, en la web de la editorial:
De Internet al cómic. El peculiar héroe solitario El Último Aragonés Vivo se convierte en personaje de cómic gracias al dibujante Carlos Azagra y la colorista Encarna Revuelta. El cómic cuenta con guión de David Terrer, guionista y director de los dos cortometrajes.


En esta nueva aventura, “El Último Aragonés Vivo” sobrevive en una Zaragoza vacía y desolada, alimentándose de cuervos, conejos y latas de conserva. Desde su cuartel general –la planta de Hogar y Menaje de El Corte Inglés de Paseo Sagasta- observa cómo tres vehículos blindados se aproximan a Zaragoza a toda velocidad. Un pelotón de soldados franceses captura a nuestro héroe. Al mando del pelotón está el comandante Rabenacq, un siniestro personaje descendiente de una familia de extensa tradición militar. Rabenacq ha vuelto para terminar lo que su antepasado, un oficial del ejército imperial de Napoleón, comenzó durante el Primer Sitio de Zaragoza. Allí fue donde Rabenacq y Mosén Gimeno, antepasado de “El Último Aragonés Vivo”, se encontraron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario