26 may. 2014

Un joven

La semana pasada la cerramos recomendando un clásico incontestable, la obra de un autor enorme, inconmensurable, lleno de facetas diversas, vericuetos y un juego de piernas importantísimo. Pero, claro, se trata también de un autor consagrado, con todo lo que ello implica: un exceso de material sobre el sujeto en cuestión, una suerte de predisposición al disfrute, etcétera. Por eso hoy os proponemos a un autor fresquísimo para empezar la semana, por eso y porque le vemos un gran talento. Se trata de

de Javi de Castro


¿Puede una fruta arruinarte la vida? Esta es la pregunta que se hace Javi de Castro (León, 1990) en ‘Sandía para cenar’, un cómic en el que costumbrismo y fantasía se dan la mano para ofrecer un inquietante relato. Este tebeo, editado por la Asociación Thermozero Cómics, supone además la primera incursión del autor en una historia larga, tras haber despuntado con sus fanzines y webcómics.

En ‘Sandía para cenar’, De Castro nos presenta a Rubén, un joven que podría ser como otro cualquiera, pero al que un suceso extraordinario va a cambiar la vida. Se acaba de mudar, sus padres le agobian, su ex-novia le sigue merodeando y en el trabajo le dicen que se pasa el día en las nubes. Nada raro para cualquier tipo de su edad. Salvo una cosa. Tiene una sandía con forma humana durmiendo en el sofá de su piso. Y no piensa pagarle alquiler.

No hay comentarios:

Publicar un comentario