7 jul. 2014

Comienza la semana...

Y qué mejor manera de encararla que entregándose al disfrute de la lectura de un cómic de aventuras, tan válido en su sentido de la maravilla para adultos como para niños. Así es, atnto lector, no es un mero eufemismo: el trabajo que ha hecho Luke Pearson trasciende tanto las categorías por edades como cualquier prejuicio.



Luke Pearson, en la última entrega de Hilda, traslada a la niña a la ciudad de Trölberg, donde los temores de su madre por los peligros de la ciudad no le permiten salir sola a investigar y descubrir misterios como hacía en los fiordos. Su madre, tras conocer que se celebrará una espectacular cabalgata, propone a Hilda que vayan juntas. Para sorpresa de la niña, su madre le dejará salir además con sus nuevos amigos hasta poco antes del desfile. Ya en la calle, va dándose cuenta de que no se siente cómoda con el comportamiento de los niños: acaban tirándole piedras a un árbol con pájaros y huyen despavoridos dejando a Hilda sola. Un cuervo cae herido al suelo y la niña corre en su auxilio. La sorpresa de Hilda es mayúscula cuando comprueba que el ave no solo habla, sino que, además, ha perdido la memoria y no recuerda quién es. Con ayuda del cuervo, Hilda busca el camino de vuelta a casa para encontrarse con su madre. Comprobará entonces que también la ciudad tiene sus pequeñas criaturas misteriosas. Poco a poco, el pájaro va recuperando la memoria y deja ver que tiene una misión que cumplir. La verdadera historia de esta misteriosa ave será revelada en la Cabalgata del Pájaro, el lugar donde Hilda conocerá la importancia que su nuevo amigo tiene para los habitantes de Trölberg.



Hilda es una niña con una extraordinaria capacidad para hacer amigos entre los seres más peculiares. Sin embargo, cuando un ejército de duendes invisibles bombardea la sala de estar de su casa en plena noche con piedras y avisos de desahucio forzoso, tiene que pensárselo dos veces antes de conocer a esas nuevas criaturas. Ante el acoso de esos seres y el temor a perder su hogar, Hilda emprende una aventura para proteger la casa en la que siempre ha vivido y descubrir quién es, si es que existe, el Gigante de Medianoche. Siguiendo la estela de Tove Jansson y Hayao Miyazaki, Pearson sigue desarrollando sus pequeñas historias y nos brinda unas páginas que poseen tanta frescura y atractivo como los mejores álbumes ilustrados de la actualidad. Hilda es la heroína perfecta para el entrañable folklore del siglo XXI -Paul Gravett, autor de 1001 cómics que hay que leer antes de morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario