15 dic. 2014

¡Por fin!

En más de una ocasión hemos alertado acerca de ciertos títulos que por su humor esquinado merecen una atención más precisa, mejor, más llamativa pero, sobre todo, más viva: Léon el terrible, Abulio, Submundo, por ejemplo. Todas obras donde el buen hacer viene ligado, precisamente, al mal hacer de pensamiento, palabra, obra y omisión. Pues bien. Ahora está aquí la guinda de la torta. No se lo pierdan, amigos.

http://www.continuara-comics.com/Articulo.aspx?Codigo=FUL.00000032
Gérard Lauzier incorporó a la historieta francesa una forma diferente de entender el cómic adulto.
-Álvaro Pons

Dependiendo de mi estado de ánimo, vuelvo a autores que funcionan para mí como alimento instantáneo o a aquellos en los que encuentro una música que logra inspirarme, impulsarme hacia delante. Visito a los muertos. Crepax, Will… Lauzier, siempre Lauzier.
-Blutch

Lauzier era capaz de pensar mal en medio de una corte de arcángeles.
-René Goscinny

El hombre que dijo "Detesto ver a los jóvenes felices" es sin duda nuestro hombre. Ningún otro autor ha retratado con tanta ironía y ferocidad el mundo, riéndose de nosotros en cada una de sus páginas, con elegancia inigualable, sin compasión y de forma equitativa, porque nos odió a todos por igual. Las cosas de la vida presenta en un solo volumen la colección completa de sus Tranches de vie, aportando los capítulos que, expurgados de su edición española original, permanecían aún inéditos en nuestro país. Los cuatro puntos cardinales de su narrativa –la lucha de clases, la guerra de los sexos, la crisis narcisista de la adolescencia y la crisis inclemente de la madurez– se unen para edificar una biblia del Mal que permanece hoy más vigente que nunca, azote de beatas, puritanos, miserables e hipócritas de todo signo y condición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario