22 abr. 2015

Un puñado de recomendaciones para mañana

Llenos de gozo os destacamos cinco cosas dignas de atención para los fastos de Sant Jordi. Fiesta que tiene mucho de alegría libresca y que recomendamos festejar con viñetas, por aquello de que en la variedad está el gusto. Recuerda hacer click en cada imagen para ir a la descripción formal de cada uno de los libros. 


Empezamos con un título que si no es un clásico es porque el revival de los noventa lleva mucho rato ahí, como que sí pero no, sin arrancar, pero ahora que ya está con tapas duras y en edición casi integral (faltan las historias guionizadas por Peter Milligan).


Otro título extraordinario es este, responsabilidad de Deamo Bros que, por fin, está disponible para el mundo no catalanoparlante. Una verdadera joya.



Otra gema, también exótica, pero llena de matices que hacen de este libro un estupendo acercamiento al medio. No nos cansamos de agradecer a sus editores el haberlo editado.


Y esto, que en su momento leímos como una anomalía, pero que ya ha creado escuela, para bien, para que no se olvide el punkismo costumbrista.


Seguimos con una obra de un ya clásico de la observación, que son sus obras sobre montañistas y paseantes sino obras sobre la observación, ahora en el templo de lo observable.


Y, como no podía faltar, un cómic de corte político. Es contingente y es estupendo, de un grafismo duro pero fuertemente expresivo: una extraordinaria sorpresa.


Seguimos con otra obra de corte político de uno de nuestro autores más queridos: Miguel Brieva, el hombre que todo lo dibuja y comenta.


Y, por último, una obra buenísima, una verdadera y agradable sorpresa, aunque pensada para un público más joven, como guía para la vida para adolescentes tiene algún punto extra, además, y no deja de ser un estupendo cierre para esta ristra de recomendaciones rápidas.


Ah, y dos títulos más, de los que no diremos mucho porque nos tocan de cerca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario