8 feb. 2016

LO ÚLTIMO DE GAIMAN: "SANDMAN OBERTURA"



"El último episodio de Sandman escrito por Neil Gaiman se publicó en marzo de 1996. Después, durante diecisiete años, el personaje durmió en el limbo de los seres imaginarios hasta que el guionista de Porchester decidió despertarlo para ofrecer una única función antes de devolverlo a su lecho mágico y silencioso. El resultado es Sandman: Obertura, la serie limitada que desvela los sucesos previos a la captura de Morfeo por parte del ocultista Roderick Burguess (tal como estableció el episodio inaugural de la serie). Esta nueva obra —portentosamente dibujada por J. H. Williams III— nos devuelve al Rey del Sueño en todo su pálido y altivo esplendor. También a los miembros más populares de su peculiar familia, como Muerte o Destino. Y sobre todo, nos restituye uno de los universos narrativos más imaginativos, poderosos y atemporales de las últimas décadas. Evidentemente, el sueño terminó hace diecisiete años. Pero Sandman: Obertura contiene todos los ingredientes que hicieron del original un clásico contemporáneo."

Aún tengo pendiente el leer a Neil Gaiman en algún ámbito más allá de la guionización de cómic, y si bien es cierto que siempre he admirado su obra y su figura, con Sandman: Obertura deja bien claro que sus logros han llegado hasta donde están por algo y que, con el paso del tiempo, como los buenos vinos, mejora.

Hace ya un tiempo, primero con Stardust y después con 1602, que la figura de Gaiman era alguien... Supongo que especial. Especial al estilo en que sólo otros como Tim Burton o Mike Mignola lo son. Una persona con algo que decir que va más allá de la pura palabra, y creo, por no asegurar, que ésa es la magia de los guiones de los cómics de Neil Gaiman, donde no basta leer, ni basta con mirar la imagen, porque son mundos tan complejos e imaginativos y a la par tan simples y reales (dentro de lo que cabe denominar como "real" a una historia de Gaiman) que es imposible comprender su totalidad sólo con uno de estos elementos.
Así, en Obertura nos muestra un universo ya empezado con Sandman, sirviendo así como homenaje a lo que podríamos considerar como su obra, si no más grande, sí más conocida en el mundo del cómic.Este preludio a la obra antes mencionada parece abrir las puertas a un nuevo mundo de posibilidades que parecen culminar con el inicio de la historia de Sueño. Sin embargo, abandona el plano terrenal para centrarse, o al menos eso parece, en un mundo absolutamente onírico y físicamente ilógico muy acorde a la historia que nos quiere contar.

Si bien tengo que reconocer que estoy algo perdido con cómo avanzará la historia (cosa lógica siendo el primer número), tengo que admitir también que la estética que ha conseguido darle J. H. William III (me gusta hasta su nombre) me ha enganchado mucho más, con toques más finos y elegantes, unos trazos muy limpios y un color increíblemente variado en los casos necesarios y repetitivo en otros tantos que le dan a cada viñeta el toque justo para engancharte con cada detalle.

Incluso a mí mismo me extrañaba cómo sería posible realizar una reseña de un volumen tan increíblemente breve, pero apenas 28 páginas de imágenes y letras no han hecho más que abrir el apetito de una historia que, aunque corta, promete ser visual y narrativamente una gran obertura.

Fuente: La Mesilla de Noche

YA A LA VENTA EN CONTINUARÀ: CLICK AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario